“Las instituciones de garantía deberían ir más allá de la mera oferta de garantías de préstamo”: Entrevista con Guy Selbherr, presidente de la AECM

Este mes de septiembre, la AECM llevó a cabo su esperado Evento Anual, que reunió en Viena a representantes del sector de garantías de todo el mundo para discutir las novedades de esta industria tan provechosa para el desarrollo de las mipymes.

1. Nos gustaría empezar preguntando por los objetivos de estos eventos anuales de la AECM. ¿Cuál es su propósito y a quiénes busca reunir?

En primer lugar, el Evento Anual de la AECM es una gran reunión familiar, dirigida especialmente a los representantes del sector de garantías, todas las autoridades públicas nacionales y europeas y las instituciones internacionales, así como a todos los actores involucrados en la financiación de las PYMES que vienen de todo el mundo. La conferencia tiene como objetivo, en primer lugar, proporcionar discusiones de alto nivel sobre asuntos temáticos que son de particular relevancia para la industria de las garantías. Además, tiene el objetivo de facilitar un profundo intercambio de experiencias y de buenas prácticas no solo entre los miembros de la AECM, sino también con nuestra red mundial.

2. El tema de este año para el evento fue “Promoviendo el cambio estructural para una nueva Europa sostenible – Garantías con un enfoque en las start-ups”. ¿Por qué decidieron centrarse en las start-ups como plataforma para el desarrollo sostenible en Europa?

Las empresas emergentes o start-ups son, en muchos casos, más ágiles que las pymes tradicionales y puede que les resulte más fácil convertir su modelo de negocio en ecológico, tal vez incluso desde el principio. Deberían ser los precursores del cambio sostenible, en cuya estela podrían seguir las empresas tradicionales. Por supuesto, las instituciones de garantía no discriminan entre empresas emergentes y pymes tradicionales. El soporte de garantía está disponible para todos ellos. No obstante, las instituciones de garantía deben acompañar de cerca a las empresas emergentes en este viaje, dado que es más probable que se enfrenten a la falta de garantías mientras necesitan financiamiento, razón por la cual fueron el centro de atención de esta conferencia.

3. Llamó la atención una conferencia centrada en cómo hacer que las instituciones de garantía y las PYME sean sostenibles. ¿Podría recapitular algunos puntos clave sobre este asunto?

Cada vez más instituciones de garantía recurren a productos dedicados con foco en la inversión sostenible, por ejemplo, bajo la garantía de sostenibilidad que ofrece el Fondo Europeo de Inversiones (FEI). Estos productos suelen ofrecer condiciones más favorables con respecto a las garantías clásicas de las pymes. Sin embargo, vienen con ciertos requisitos de información que no son fáciles de manejar tanto para las pymes como para sus financiadores. Además, las instituciones de garantía están aumentando su competencia en la evaluación de riesgos relacionados con el clima. La conferencia de este año vio la presentación de un estudio del Banco Mundial sobre este tema que fue desarrollado en estrecha colaboración con la AECM y sus miembros. Además, las instituciones de garantía contratan personal sin antecedentes financieros, pero con la capacidad para evaluar los criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza).

Todos reunidos en el evento anual de la AECM, que tuvo lugar en el Hilton Vienna Park entre el 14 y 17 de septiembre.

4. En términos generales, ¿podría recordar los hallazgos más importantes mencionados a lo largo de este Evento Anual de la AECM?

Dado que el evento anual de este año coincidía con el 30 aniversario de la AECM, se discutió la relación entre las entidades privadas de garantía , que fueron las fundadoras de la AECM, con las entidades públicas de garantía, que hoy en día son la gran mayoría, presentando ejemplos de buenas prácticas de colaboración y apoyo mutuo.

Además, se discutió la estrategia para una transformación adecuada de las instituciones de garantía considerando los desafíos actuales y deliberando cómo abordarlos. En este sentido, los miembros intercambiaron mejores prácticas y aprovecharon esta oportunidad para hacer nuevos contactos.

También la “transición gemela” fue un tema, como la innovación y la política de las pymes en general. Es de sentido común que las pymes estén bajo presión al salir de la pandemia que ha tenido un impacto severo en la economía, enfrentando una falta sustancial de mano de obra, con los precios de la energía en aumento, efectos adversos en las cadenas de suministro y, además, deberían invertir en digitalización, en sostenibilidad, lo que implica mayores requisitos de información. Por esta razón, se acordó que las instituciones de garantía realmente deberían ir más allá de la mera oferta de garantías de préstamo, explorando productos tales como garantías para leasing, factoring, cuasi-capital, pero, también, actividades de asesoramiento.

Los miembros de la AECM aprovecharon esta ocasión para debatir con la Comisión de la UE y el Fondo Europeo de Inversiones sobre el nuevo programa InvestEU que sirve como contragarantía para muchas instituciones de garantía en Europa. La principal preocupación a este respecto es la asignación presupuestaria de este fondo, que es demasiado modesta.

5. Finalmente, ¿cuál cree que fue el gran logro de este foro internacional? ¿Cuál fue su aporte a la sociedad y, en particular, al desarrollo de los sistemas de garantía en el mundo?

El gran logro de esta conferencia ha sido reunir a personas de todo el mundo y servir de foro a todo el sector de garantías, incluso mucho más allá de los miembros de la AECM. Es una de las conferencias más importantes donde se discuten las últimas tendencias y desarrollos en el sector de garantías, entre las instituciones de garantía, con sus socios y con las principales organizaciones internacionales como son la Comisión Europea, el Fondo Europeo de Inversiones, la OCDE y el Banco Mundial. Por ello volvieron a acudir participantes de todo el mundo, como por ejemplo de Argentina, Perú, Kenia, Corea, Japón, Georgia, Kazajistán, Uzbekistán, etc.

FNG cerró junio con más de $7 billones de pesos en respaldos crediticios a mipymes

El Fondo Nacional de Garantías (FNG) de Colombia reportó a comienzos de esta semana que gracias al buen ritmo de la recuperación económica del país, cada vez más micro y pequeñas empresas en el país se arriesgan a optar por el crédito como una alternativa para crecer, teniendo claro el respaldo que se da desde el Gobierno Nacional.

Según esta entidad, cerró junio con $7,4 billones de créditos garantizados, beneficiando a 156 mil empresas del país. Bogotá, Antioquia y el Valle del Cauca representan el 33 %, 16 % y 9 %, respectivamente, de la movilización de garantías.

Raúl Buitrago Arias, presidente del Fondo Nacional de Garantías, señaló que estos resultados son prueba de que el país atraviesa por un buen momento en materia económica que impulsa la confianza de los empresarios y consumidores.

“En los primeros seis meses del año registramos $7,4 billones de respaldo a las mipymes colombianas, es decir, 50 % de la meta fijada para 2022″, explicó Buitrago.

Los sectores de comercio al por mayor, menor y otros representan el 42 % de la participación de las movilizaciones, seguido por industrias manufactureras con el 17 %, construcción con el 12 % y transporte y almacenamiento con el 6 %. El 23 % restante se encuentra distribuido en los demás sectores de la economía.

Los empresarios han accedido en su mayoría a la línea de garantías multipropósito con el 51 %, pyme preferente con 33 %, microcrédito empresarial con 6 % y 10 % en los demás productos del fondo.

Estas noticias se pueden interpretar como un respiro al sector de las micro y pequeñas empresas, que se han visto muy afectadas por problemáticas como la inflación, según un informe presentado a mediados de mayo por Acopi, el cual indica que este flagelo afectó en el comienzo del año al 98 % de los negocios que hacen parte de este sector.

En esta encuesta también se indagó sobre el comportamiento de la cuota de mercado, a lo cual el 38,8 % de los empresarios asegura que este indicador para el primer trimestre disminuyó, mientras que para el 43,1 % se mantuvo y el 18,1 % indicó que aumentó.

Balance por regiones

Bogotá
Créditos respaldados: $2,4 billones.
Beneficiarios: más de 20 mil.
Los dos principales sectores de movilizaciones son: comercio al por mayor, menor y otros, 37,4 %; industrias manufactureras, 18,5 %.
El producto que más usan los empresarios de la ciudad es: garantía empresarial multipropósito.

Antioquia
Créditos respaldados: $1,1 billón.
Beneficiarios: 14.105
Los dos principales sectores de movilizaciones son: comercio al por mayor, menor y otros, 41,1 %; industrias manufactureras, 23,4 %
El producto que más usan los empresarios de la región es: Garantía empresarial multipropósito.

Valle del Cauca
Créditos respaldados: $661 mil millones.
Beneficiarios: 14.464.
Los dos principales sectores de movilizaciones son: comercio al por mayor, menor y otros, 44,3 %; industrias manufactureras, 18,8 %.
El producto que más usan los empresarios de la región es: garantía empresarial multipropósito.

Atlántico
Créditos respaldados: $464 mil millones.
Beneficiarios: 6.156.
Los dos principales sectores de movilizaciones son: comercio al por mayor, menor y otros, 39,1 %; industrias manufactureras, 11,7 %.
El producto que más usan los empresarios de la región es: Garantía empresarial multipropósito.

Santander
Créditos respaldados: $327 mil millones.
Beneficiarios: 8.784.
Los dos principales sectores de movilizaciones son: comercio al por mayor, menor y otros, 37,7 %; industrias manufactureras, 18,8 %.
El producto que más usan los empresarios de la región es: Garantía empresarial multipropósito.

Cundinamarca
Créditos respaldados: $281 mil millones.
Beneficiarios: 10.317.
Los dos principales sectores de movilizaciones son: comercio al por mayor, menor y otros, 42,1 %; industrias manufactureras, 23,7 %.
El producto que más usan los empresarios de la región es: garantía empresarial multipropósito.

Otros departamentos
Créditos respaldados: $2,1 billones.
Beneficiarios: 83.475.

Fuente: Semana